Publicidad

Miguel Vilas, aquel personaje especialmente peculiar, polémico y llamativo de la última edición de Gran Hermano no deja de sorprendernos cada día. Pero mucho ha cambiado el concursante desde que salió de la casa de Guadalix. 

El gallego, que defendía que uno debe aceptarse como es quitándose la peluca y prometiendo no volver a fingir quien no era, ha decidido someterse a toda una serie de operaciones de estética tras salir de la casa.

Después de haberse sometido a un par de operaciones en el rostro, que no sólo le han limado las facciones y eliminado las marcas del paso del tiempo de su cara, sino que también le han feminizado, ha sorprendido con la que será su nueva intervención.El modelo gallego asegura que la que va a ser su nueva operación “va a llamar la atención”, y mucho.

Miguel nos asegura que no descarta la idea de someterse a una operación de aumento de pecho en lo que supondría el primer gran cambio en el largo proceso que supone convertirse en una mujer, y que parece haber empezado a emprender el ex participante de gran hermano 17.

Fuente: Blastingnews